martes, 1 de junio de 2010

Barcelona Vs. Nueva York

He aquí un duelo entre ciudades que decidieron reinventarse. Lugares que siguen existiendo pero que un día apostaron, como imagen de marca, por lo cool cuando seguían teniendo más rincones sórdidos de los que se atrevían a reconocer.

Por un lado Barcelona 1988. Antes de que mandara a poblaciones enteras a otras ciudades para hacer un público olímpico mucho más acorde con Cobi. Antes de que sobornara sin pudor a Woody Allen para que hiciera decir a Bardem aquello de "nos pillamos mi avioneta, salimos de Barcelona a Avilés (¿?) y no paramos de hacer el amor, muñecas" (bueno, más o menos). Antes de que el Barça pareciera ser al futbol lo que el Tibet al budismo. Y Guardiola el Dalai Lama.

Y aquí el momento en el que todo comenzó a cambiar: Monserrat, ¿me haces los coros en un tema?:



Por otro lado Nueva York 1992. Era otro sitio. No era el NY que subvenciona las películas "bonitas" que se hacen allí. Esas en las que ya no hay yonkis, ni papeles por el suelo, ni bocas de incendio reventonas, ni frío, ni nubes ni tíos feos. Sí, esas en las que suele estar Jennifer Aniston.
Hablamos del anterior. El de "Canción triste de Hill Street"; el NY que a todo niño español daba el mismo miedo que un armario lleno de monstruos. Y llega Liza Minelli y le dice a Pavarotti: Lo de Barcelona, pero nuestro tema es mejor:



Y me pregunto si no fueron de estos videos de dónde una tercera pensó en Plácido Domingo cantando el himno del Real Madrid. Le salio mal. Pero es que tenía que haber contado con Ana Torroja.

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Como relato me gusta lo que cuentas.

    Siempre he pensado que las cajas de música terminan por no abrirse. ¿Os imagináis que sonara siempre "algo chiquittitto" al abrir la nevera? Yo comería de lata para siempre con tal de no oírlo. Y como incentivo al regimen no estaría mal.

    Pero este post pretendía hablar de ciudades. Incluso de las que tienen por lema "te enamora de día y de noche" (slogan Real)

    ResponderEliminar
  3. Conocí a una persona que tenía el reloj oficial del Real Madrid. Creo que se lo dieron por hacerse socio. Venía en una cajita blanca, con el escudo grabado, y que cada vez que se abría, sonaba el himno del madrid cantado por Plácido a un volumen bastante alto. Claro, al chaval le gustaba fardar de reloj así que lo cuidaba muy bien, lo tenía limpito y lo guardaba cada noche antes de ir a dormir. Su hermano nos conto que estaba hasta los cojones de escuchar el himno todas las mañanas y de despertarse todas las noches cuando su hermano llegaba tarde...

    Este comentario estaba arriba, pero despues de un segundo visionado sin fumar, he visto una gamberrada gramatical.

    Promocionar una ciudad me parece que tiene un toque ridículo. Los que viven allí no quieren que venga más gente, solo las empresas que ganan con ello, pero para eso hay que convencer a los que viven. ¿Te imaginas que todos los dias te encontrases alrededor del quijote azteca de Ciudad Real a 100 japoneses sacando fotos?

    ResponderEliminar
  4. Quijote azteca: http://farm3.static.flickr.com/2023/2264666157_0a5a3a761f.jpg?v=0

    La verdad es que los he visto haciendo fotos en sitios que ni siquiera eran... memorables.

    ResponderEliminar
  5. Lo de Nueva York se cuenta muy bien en este libro. Después hubo otra transformación, más bien estancamiento (hay quien dice que también pasó en Barcelona).

    ResponderEliminar
  6. una sevillana1/6/10 9:39 p. m.

    vaya piños que tiene la montse no?!

    ResponderEliminar
  7. Rubén, ¿es un libro ligero de leer o para iniciados?

    Los piños de Montse. Un nombre muy a la moda para un grupo de música.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ligero no diría que es. Te tiene que gustar el arte contemporáneo, y es más académico que ensayístico. Yo le voy haciendo publicidad a este libro porque la autora es amiga (y además me parece que está muy bien).

    ResponderEliminar
  9. Vale Mudo, ya he visto la pestañita para los comentários así que ahí va el mío:
    Sé que un duelo es entre dos, que vrs. no admite terceras partes y sobre todo sé que Bilbao no tiene canción (porque no les veo yo a Ainhoa Arteta y Josu Muguraza cantando a dos voces "desde Santurce a Bilbado vengo por toda la orilla, riau, riau..."), pero si se trata de reconversiones ¿sabiais que el plan mágico que ha transformado Bilbao se llama "B. Ría 2000"? Porque somos así, que es muy fácil hacer del Brons un parque para viejecitas y de Barcelona una diudad con mar, pero pretender pasar del fango negro, burbujeante y maloliente de la Ría en marea baja, a los peces de colores y las piraguas solo se le puede ocurrir a uno del Botxo. Es verdad que no nos dio tiempo antes del año 2000, fanfarronerias las justas, pero es que en Bilbao el año 2000 será cuando nos dé la gana.

    ala a jugar a pala.
    ainara

    ResponderEliminar