viernes, 15 de enero de 2010

Los monologos son un coñazo


No sabía cómo titular esta entrada, así que me he dicho que lo mejor es ser sincero, total es un terreno en el que me encuentro a gusto, sobre todo si el ser sincero va aparejado de una falta de tacto. Cómo bien dejó reflejado Mudo en su entrada "Insiste y te alegraás" del 7 de enero pasado, soy de Madrid y lo del tacto por aqui se estila poco. Después de esta justificación voy al tema.

Ayer estuve viendo el monólogo que interpreta Nancho Novo "Monólogos de un Cavernícola" en el teatro Fígaro, y la verdad es que no está mal, pero no deja de ser un monólogo que te cobran como si fuera una obra de teatro (18€ en el gallinero, donde no se ve parte del escenario). Podría desarrollar mi malestar porque te cobren los mismo por un monólogo, que por una obra de teatro con varios actores en escena, pero lo cierto es que nadie me puso una pistola en la cabeza cuando tuve que pagar la entrada, fui invitado. No es el tema de esta entrada, prefiero centrarme en lo que realmente motiva este desahogo.

Los monólogos son un coñazo. Sí amigos, estamos engañados, los monólogos están pasados de moda, poner a un hombre o una mujer delante del público para ir soltando chascarrillos, topicazos, frases hechas entre pausa y pausa para recibir aplausos me cansa. ¿Qué fueron de las reuniones de amigos donde había un graciosete, o dónde espontáneamente se formaba un duelo de chistes entre dos amigos que saben contar muchos y bien, o simplemente donde cada uno cuenta anécdotas de sus trabajos, viajes, experiencias personales graciosas? Muy buen monologista has de ser para captar la atención y la risa de una audiencia durante una hora. El único monólogo famoso que conozco es el de Segismundo en "La Vida es Sueño" de Don Pedro Calderón de la Barca, y es una parte de la obra. Y ¿por qué a los monólogos se les da categoría de ración de jamón de jabugo 5 jotas, cuando podrían pasar por una estupenda tortilla de patatas (mi plato preferido)?

Me gustaría que opinaseis sobre el tema, porque deberíamos hacer una campaña para no fomentar la proliferación de los monólogistas en este pais, incluso para frenarla.

La idea que quiero trasmitir se puede trasladar a otros conceptos:

1.- Los musicales, que conste que a mí me gustan muchos los musicales, pero hace poco fui a ver Chicago y la verdad, tampoco es para tanto. Me quedo con Spamalot o las obras de La Cubana.
2.- Las series españolas, de mierda. No tengo más que añadir
3.- El sushi o comida japonesa en general: que es muy saludable y todo eso pero cuando sales te han clavado y te apetece irte a tomarte unas judías con chorizo para quitarte la gusa.

Os toca....

8 comentarios:

  1. Monólogos: Como bien dices, el coñazo es que los hayan envasado. He visto a mil amigos ser graciosos de manera espontánea, pero ni te cobran ni te avisan.
    Los monólogos son un coñazo por el mismo motivo que no me gustan los chistes de determinada gente a la que han dicho demasiadas veces que los cuentan bien: Ya desde el inicio del chiste ponen cara de "te vas a partir la caja conmigo". Y eso me corta el punto.

    En cuanto a esas cosas que dices que sí, pero no. Que parece que todos tenemos que estar de acuerdo que molan pero que a mí no, EL CAMPO. Me encanta no mirar el suelo mientras camino. Me flipa tener baños cerca. Los bichos me joden la vida. Sentarse en el suelo es incómodo. Tomarse un bocata frío no mola. Estar pendiente del agua que tienes que llevar. De si puede llover. En fin.
    Que cuando quiero campo, me flipan los parques. Con sus bancos, su cesped, sus terracitas con cervezas frías y tapitas de patatas y aceitunas...

    ResponderEliminar
  2. Ah! Hecho de notable importancia para entender el texto de Gabiwaters: La tortilla de patata de su madre es la mejor tortilla de patata que he tomado en mi vida.
    Por encima de la de mi abuela. Que ya se sabe que las croquetas, el gazpacho y la tortilla de patatas que cada cual prefiere son las de su abuela (o madre).
    La mejor tortilla, hasta jugando como visitante.

    ResponderEliminar
  3. Salvando los monólogos de humor (y no todos y dependiendo de quien lo cuente) lo único que puedo entender que tengan de interesante es que conozcas a la persona, sus reacciones y un poco de su pasado para poder disfrutarlo en todo su esplendor.
    En el caso de un actor que se tira... 1 hora y media? a mi me parece que lo único que quiere es tener menos gente con la que repartir el dinero obtenido. Si a eso le sumas que la entrada cuesta lo mismo que con un grupo grande de teatro... pues si, te sientes timado.
    Hace no mucho tiempo vi un monólogo de Pepe Rubianes (en video) que me habian dicho que era la bomba y estuve esperando 1 hora y media para ver donde estaba la bomba... y no aparecio.

    La ópera tambien se considera un 5 estrellas en el que si no te gusta a la primera... dificilmente te a entrar y en ningún momento vas a estar seguro de si quieres que entre. Bajo mi opinión.

    Viva la tortilla de potatoes!!

    ResponderEliminar
  4. Me temo que en esta ocasión voy a discrepar.

    Me gustan lo monólogos, concretamente estos de los que estamos hablando, los del tio/tia soltando chacarritos y topicazos.

    El tema es que, como en todo, hay monólogos y mierdas, y monologistas y gente que quiere-y-no-puede ser graciosa.
    Y el tema es que, también como en todo, hay cosas que te gustan y cosas que no. Por ejemplo, a mi woody allen me aburre mortalmente (menos la rosa purpura del cairo) y a otros les parece dios (sin saber que dios es Messi)

    Creo saber a qué monologo del Pepe Rubianes se refiere Kriskros... y realmente es la bomba.

    Pero claro, con las modas viene la avalancha.

    Ahora bien, los mejores monologistas, como habéis dicho, son los espontáneos, es con ellos con los que te ries más y mejor.

    Por último, la tortilla de patatas de mi suegro es digna de mención.

    ResponderEliminar
  5. No te engañes Alicia. No es la bomba.
    jajaja!! sobre gustos etc, etc.
    Sera el próximo post sobre tortillas de patatas?

    ResponderEliminar
  6. post sobre tortillas de patatas YA

    ResponderEliminar
  7. Fan (de Novo)15/1/10 6:48 p. m.

    Discrepo: no puedo meter todos los monologos en el mismo saco. Algunos me gustan y otros no.
    Digamos que los de formato "club de la comedia" puede que sí me cansen un poco; pero concretamente el del Cavernícola y todo lo que hace Nancho Novo en general, me parece dignísimo de ver.
    Los musicales: los odio; para eso está la ópera, que la adoro.
    Las series españolas: yo no tengo televisión, así es que no puedo opinar; pero "Raquel busca su sitio" estaba muy bien.
    Las obras de la cubana: me parecen lo más. No hay que morir sin haber visto algún espaectáculo de La Cubana alguna vez en la vida.
    Pepe Rubianes: apoteósico; la descripción de la muerte de su abuela (en youtube se puede ver) la he visto así como 10 veces, sin exagerar. Es graciosísimo.
    La tortilla de patatas: la de mi cuñada. Siento admitirlo, pero es así. No he probado mejor tortilla de patatas en mi vída.

    El sushi: hombre, me lo como, pero no veo que sea para tanto. Me parece que hay mucho esnobismo y mucha tontería con lo del sushi.
    Paso turno.

    ResponderEliminar
  8. Menos mal. Pensé que era el único que pensaba que los monólogos son un soberano coñazo. Pues eso, son un coñazo y de los buenos. No sé a que viene tanta afición, supongo que será una moda como otra cualquiera. Saludos.

    ResponderEliminar