lunes, 29 de septiembre de 2008

Monterroso

Cuando la sirena dejó de llorar, el mar ya estaba allí.

1 comentario:

  1. Cuando Monterroso murió, los timadores fueron menos.

    ResponderEliminar