lunes, 11 de mayo de 2009

Personas e individuos

14 comentarios:

  1. Perfecto. No podria haberse explicado mejor.

    ResponderEliminar
  2. ¿De qué? ¿De que a las mujeres les sobran clavijas, de que faltan a los hombres o de que las clavijas de los hombres van por dentro?
    Parece la pregunta de un periodista deportivo.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco estoy de acuerdo, en realidad las clavijas de las mujeres no tienen marcas. De forma que no solo no sabes lo que hace cada una, si no que tampoco sabes en qué medida hacen lo que sea que hagan.

    ResponderEliminar
  4. Buena observación, Guitardo. Eso si, los colorines fashion... son por algo.

    ResponderEliminar
  5. Eso sí, la de los hombres tiene la firmita del diseñador en la esquina inferior derecha, que es como echar la meadita para marcar el territorio.

    Por lo visto hay muchos más matices de los se pueden ver a simple vista.....

    ResponderEliminar
  6. no me gustan estas generalizaciones, conozco a hombres con muchas más clavijas de las que vienen y conozco a mujeres con muuuuchas menos.

    ResponderEliminar
  7. ¿será que a las mujeres con muchas clavijas se las oyen más que a los hombres? me gusta eso que dices que las clavijas de los hombres van por dentro, claro que esa es otra modalidad de hombre. creo que tenemos para todos los gustos.

    ResponderEliminar
  8. una sevillana12/5/09 11:19 p. m.

    ay madre!! la que liáis con una sóla clavija ehh!!!!! 10 comentarios en menos de 24horas!!! ;)))

    ResponderEliminar
  9. Un aplauso para anónimo

    ResponderEliminar
  10. Y que más da cuántas clavijas haya si lo importante es saber tocarlas? MUSUCA

    ResponderEliminar
  11. Nuestro problema es que ni sabemos el número, ni sabemos tocarlas, ni sabemos lo que es una clavija y, si nos lo explican, no escuchamos la explicación.
    Generalizo, lo sé.

    ResponderEliminar